!Vamos a darle una Pela a los partidos tradicionales!

 

 

ng2f7small2

 

Como justo castigo por las décadas acumuladas de promesas incumplidas, de impunidad asquerosa, de robos multimillonarios, de insolvencia moral, de clientelismo político, de lujos inútiles, de indultos ridículos y de gobiernos casi estériles en cuanto concierne al Bien Común, les propongo hermanos míos que aunemos esfuerzos en torno a una iniciativa que confío será útil, provechosa y memorable: la de animar al mayor número posible de nuestros conciudadanos y conciudadanas a expresar con su voto un NO rotundo en los próximos comicios a todos los candidatos alineados con los partidos tradicionales y sus partidos aliados, mejor conocidos como “bisagras” (!Te conozco bacalao aunque vengas disfrazaó! ).

Señores, basta ya de seguir respaldando con nuestro voto el eterno retorno de la misma vaina. Mientras el ser nominado por una agrupación mayoritaria sea razón suficiente para ganar unas elecciones al margen de las propuestas y la trayectoria moral de cada candidato la política dominicana no dejará de ser lo que ha llegado a ser: un sucio negocio y un malsano oficio.

Les recuerdo que la nuestra no es solamente una lucha contra una serie de partidos o un muy mejorable sistema, sino también en contra de la tradición, la resignación y el derrotismo democrático. La idea no es oponernos por oponernos, sino llevar al voto nuestro compromiso con el cambio: el voto es tanto un arma como un derecho y hay que aprender a utilizarlo en ambas dimensiones.

Les propongo, hermanos, que nos organicemos para salir a las calles, visitar los medios, mandar e-mails, redactar artículos y hacer todo cuanto se nos ocurra para hacer llegar este mensaje a los que de los nuestros todavía duermen o permanecen indiferentes. Ciertamente, el país no va a cambiar porque los partidos tradicionales pierdan una cuota significativa de su “mercado” pero al movilizarnos todos en la dirección aquí sugerida, podemos convertirnos en catalizadores, precursores si se quiere, del Cambio que todos anhelamos.

Es cierto que en cada uno de los tres partidos mayoritarios hay personas que nos parecen idóneas o muy buenas. A veces uno se anima a votar por uno de estos partidos solamente pensando en una o dos de esas personas e ignorando los horrores del resto. Pero no debemos engañarnos a nosotros mismos, por cuanto no en vano dice la Escritura que dos no pueden andar juntos si no se han puesto de acuerdo y que el hombre no puede tomar fuego sin que lleguen a arder sus vestidos, de donde se sigue que los que toleran la corrupción haciendo causa común con los corruptos acaban también por corromperse si no es que ya están corrompidos.

Es más, si estos dirigentes verdaderamente antepusieran la ética a los objetivos electorales de corto plazo, si tuvieran los Cojones (con mayúsculas) para plantar cara a las indecencias de sus camaradas, hace rato que habrían seguido el ejemplo de hombres como Eduardo Estrella, Guillermo Moreno y muchos otros que hemos preferido la honra y la decencia a la gloria pasajera de los triunfos electorales. !Nadie que precie más el cargo que la honra y el Ejemplo debería ser presidente, funcionario o congresista en la República Dominicana!

Francamente, ¡Ya ta bueno de esta vaina!

¡Vamos a darle una PELA a los partidos tradicionales!

!PAU PAU por CORRUPTOS, LADRONES, HOMICIDAS y sabe Dios cuantos otros males!


About this entry