A mis alumnos, con afecto

 

Yo con algunos de mis 283 alumnos de la URJC

Yo con algunos de mis 283 alumnos de la URJC

Para mí ha sido una experiencia sumamente gratificante el recorrer con ustedes los caminos y veredas de la historia económica de la humanidad, desde la creación hasta nuestros días. Se trata de un viaje emocionante que entiendo todo el mundo debería realizar alguna vez en la vida para comprender mejor lo que somos, hacia dónde vamos y de dónde venimos. En el transcurso del mismo, creo que todos hemos aprendido algunas cosas importantes sobre Dios, el mundo, la vida y nosotros mismos.

Independientemente de lo que decidan hacer en lo adelante con sus vidas, de con quien finalmente decidan escribir su propia historia, las aventuras del diario vivir, es mi deseo que les vaya bien, que sean felices, algo atrevidos en la conquista de sus metas y sabios en vuestra manera de vivir.

Les invito a que no desistan en la búsqueda de la excelencia, y a que no abandonen a vuestro hermoso país a su suerte. Hay algo de España en cada uno de vosotros y ella cuenta con ustedes para convertirse en una mejor nación, más próspera, sana, segura, democrática y libre.  España también eres tú que en ella vives y yo que de ella me voy para ser de bendición también a los de mi propia casa.

Al igual que España, la República Dominicana es un país hermoso, lleno de riquezas, pero con un pueblo digno de mejor suerte. Es mi deseo, lo ha sido desde hace mucho tiempo, cual hiciera Moisés con la ayuda de Dios antaño, dirigir a mi gente hacia un mejor destino, siquiera contemplándolo de lejos a través del esfuerzo cotidiano. Cuando llegue el momento ¿Seremos lo suficientemente íntegros? ¿Nos habremos preparado lo suficiente? ¿Lograremos vencernos a nosotros mismos?  

Todo ello está por verse. El futuro incierto espera por nosotros, y a lo largo de él una vital elección: ¿Aceptaremos el llamado de Jesús el Nazareno a ser Luz en el mundo y Sal en la tierra? ¿Reconoceremos sólo en él el Camino, La Verdad y la Vida hacia la plenitud que Dios desea para todos sus hijos?

Quien suscribe puede dar testimonio de que Dios es verdadero y de que se mantiene cercano a los que le buscan, ayudándoles incluso cuando no se ve a superar los problemas más difíciles del diario vivir. Si alguno de ustedes quiere conocerle, apropiarse de las riquezas y promesas reservadas a los que en El esperan no tiene que hacer más que pedírselo, porque por Gracia sois salvos y escrito está “Clama a mí y yo te responderé” (Jeremías 33:3). A mí me respondido, y lo hará contigo también: Nada nos puede separar de su Amor.

Con el lema de Dios, Patria y Libertad idearon antaño un puñado de patricios el país hacia el que ahora me dirijo, cuyos innumerables encantos les invito a conocer en un futuro cercano. Si alguno de ustedes desea contactarme en plan amigo, puede hacerlo a través del MSN utilizando la dirección electrónica manuel_montas@hotmail.com o a través de mi teléfono móvil en la República Dominicana (809) 383-1406.

Que Dios les bendiga y les guarde a todos.

Atte.

Manuel Moisés Montás._

 


About this entry